Cuando recibí mi  primera tarjeta aún no sabía leer, pues tenía poco más de un año. Más tarde, cuando tuve edad para  valorar esa pequeña muestra de afecto que recorría miles de kilómetros, atravesaba varios países y derribaba obstáculos políticos y culturales, surgió mi amor por las tarjetas. Pero por entonces sólo me conformaba con recibirlas y si tenía oportunidad compraba alguna para regalar a mis amigas o mi familia.

Esta es mi primera tarjeta y a pesar de que no tengo recuerdos de la persona que me la dedicó, su afecto me llega cada vez que la leo.

Pero hoy no sólo quiero hablarte de mi primera experiencia. Quiero contarte sobre la primera tarjeta de navidad.

Ya en el siglo XV eran populares los saludos impresos en papel en toda Europa pero la primera tarjeta de navidad fue inventada en Londres en 1843 por John Calcott Horsley  como regalo para Henry Cole.

Ninguno de ellos imaginaba el impacto que esto causaría en Gran Bretaña y en América. Algunos fabricantes de tarjetas creyeron que esto sería una moda pasajera, sin embargo, en 1880 ya era un negocio que empleó a artistas, escritores, imprenteros y grabadores.

Hoy es una costumbre instaurada en nuestra sociedad que complementa cada celebración y cada obsequio.

Por eso, quiero que te sumes y repartas afecto a través de tu arte.

Este año vamos a  intercambiar tarjetas navideñas. Para saber más sólo debes presionar el botón.

¡Nos vemos pronto!

Gigly

Intercambio de tarjetas de navidad 2017

QUIERO PARTICIPAR